Visi贸n general de Tikal

Visi贸n general de Tikal, origen de la ciudad y relevancia hist贸rica

Sobre Tikal, lo b谩sico a conocer

El sitio arqueol贸gico de Tikal se encuentra situado en la regi贸n de Pet茅n, en Guatemala. Forma parte del Parque Natural del mismo nombre, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Es una de las grandes atracciones arqueol贸gicas de Am茅rica y una de las im谩genes m谩s evocadoras de mundos perdidos y misteriosos de otro tiempo.

El descubrimiento para Occidente

Parece ser que el primer hombre blanco que tuvo la oportunidad de ver por primera vez la ciudad de Tikal fue el fraile franciscano Fray Andr茅s de Avenda帽o y Loyola, si bien esta ya era una antigua ciudad maya abandonada muchos siglos atr谩s. En su marcha por la selva para evangelizar a los mayas itzaes en 1696 conocidos como 鈥渓os brujos del agua鈥 o 鈥渓os maestros iniciados鈥, el fraile franciscano registr贸 en sus escritos que top贸 鈥渃on templos muy altos y antiguos que ten铆an forma de conventos鈥.

Pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando Tikal fue redescubierta al mundo. En este caso fue gracias a Ambrosio Tut, un chiclero que desde la copa de un 谩rbol contempl贸 la cresta de varios templos de la ciudad. Inmediatamente transmiti贸 este descubrimiento a las autoridades del lugar.

Al poco tiempo y despu茅s de una primera expedici贸n de reconocimiento del terreno, Modesto M茅ndez gobernador de El Pet茅n escribi贸 un informe oficial sobre Tikal en 1848, nombre con el que los mayas itzaes denominaban a la ciudad y que significaba 鈥渆l lugar de las voces鈥, aunque tambi茅n se hace menci贸n a que este nombre se le dio asociado al t茅rmino 鈥渢i ak’al鈥 y que significa 鈥渃erca del hoyo con agua鈥, lo que har铆a referencia a una antigua reserva de agua de la ciudad.

De todo ello se hizo eco la Academia de las Ciencias de Berl铆n en 1853 que difundi贸 el redescubrimiento en una revista cient铆fica lo que hizo que se despertara el inter茅s por esta ciudad maya a nivel mundial. Parece que el nombre de Tikal no es el que le dieron sus popios habitantes ya que las antiguas inscripciones mayas se refieren a la antigua ciudad con el nombre de Yax Mutul o Yax Mutal.


La historia de Tikal

La historia de la ciudad est谩 muy documentada por textos epigr谩ficos que indican su apogeo y decadencia: la fecha m谩s antigua est谩 reflejada en la Estela 29 y corresponde al 292 d. C., la fecha m谩s tard铆a es la que se encuentra en la Estela 11 que marca la fecha del 869 d. C.

Una serie de factores tales como su posici贸n estrat茅gica de Tikal en el 谩rea maya y sus acontecimientos hist贸ricos reflejados en sus monumentos permiten a algunos arque贸logos a formular la hip贸tesis seg煤n la cual este centro y el de Calakmul tuvieron un papel preponderante respecto a las dem谩s ciudades-estado mayas durante el Per铆odo Cl谩sico.El 谩rea de influencia de Tikal se extiende a unos 750 kil贸metros cuadrados.

En la ciudad hay mas de tres mil monumentos repartidos por un 谩rea de 16 kil贸metros cuadrados excavados de los 60 que parece ser ocup贸 la ciudadela, lo que hace que sea la ciudad m谩s grande del mundo maya. En el coraz贸n de la ciudad se encuentra el centro ceremonial que ocupa un espacio de mil doscientos por seiscientos metros, siendo sumamente importante desde el puno de vista arqueol贸gico e hist贸rico. Est谩 organizado alrededor de una Plaza principal, alrededor de la que hay una gran cantidad de estelas de piedra conmemorativas y altares.

En sus lados este y oeste hay dos construcciones gemelas llamadas Templo I y Templo II. Adem谩s de 茅stos hay otros complejos ceremoniales como la Acr贸polis Norte, la Acr贸polis Sur y la Central, la Plaza de los Siete Templos, el Juego de Pelota y muchos m谩s. La mayor parte de los edificios de esta plaza est谩n datados entre el 600 y el 800 de nuestra era.

La historia de la ciudad se ha revelado muy compleja con respecto a hechos relacionados con las dinast铆as gobernantes a trav茅s de diferentes siglos. Tikal no alcanz贸 un notable desarrollo econ贸mico y cultural hasta el a帽o 564, desarrollo al que contribuy贸 notablemente una gran influencia teotihuacana. Sin embargo a partir de ese momento hay un vac铆o atestiguado por la ausencia de monumentos con inscripciones. A partir del siglo VII la ciudad vive un renacimiento en todos los aspectos: se vuelven a construir nuevos e importantes edificios y se erigieron nuevas estelas conmemorativas. Empieza a vivir un gran florecimiento pol铆tico, econ贸mico y cultural, que se prolong贸 hasta el siglo IX.

Vida salvaje y natural en Tikal
Vida salvaje y natural en Tikal

Algunas luces y muchas聽dudas

Muchos son los interrogantes que rodean a la ciudad entre ellos el de cuantos habitantes lleg贸 a albergar en el momento de m谩ximo esplendor.

De los 50.000 habitantes de las primeras estimaciones realizadas aproximadamente hace medio siglo se ha alcanzado ya una cifra que ronda los 200.000 habitantes en las investigaciones m谩s recientes. Una de las razones que dificultan el estudio demogr谩fico de la ciudad es el de la extra帽a disposici贸n urban铆stica de la ciudad que no se parece en nada a otras surgidas en el 谩rea mesoamericana (como por ejemplo Technotitlan, la capital de los aztecas) lo que llev贸 a algunos investigadores a plantearse si se pod铆a dar el nombre de centro urbano a esta ciudad, lo que hoy en d铆a est谩 fuera de toda duda.

En Tikal como en otras ciudades mesoamericanas los arque贸logos han dado luz a extraordinarias tumbas con ricas ofrendas funerarias, ocultas bajo los basamentos de los edificios ceremoniales. Objetos preciosos, vajillas de arcilla y m谩scaras de jade de inestimable valor ponen de manifiesto el poder de las personas all铆 enterradas. Entre 茅stos hab铆a soberanos de extra帽os nombres, cuyos retratos destacan en el centro de complicados relieves y cuya vida qued贸 reflejada en los glifos de la ciudad. Entre ellos los m谩s c茅lebres fueron Cielo Tempestuoso, Garra de Jaguar y Ah Cacao.

Los investigadores no est谩n de acuerdo sobre por qu茅 cayeron los mayas. Sin embargo, los acad茅micos han sugerido varios factores que contribuyeron a su desaparici贸n, desde la superpoblaci贸n, la degradaci贸n ambiental, las guerras, los cambios en las rutas comerciales y la sequ铆a prolongada.